Mitos y bulos sobre lactancia materna y dentición infantil

lactancia

Algunos bulos muy extendidos son los relacionados con la lactancia materna y la dentición infantil. “Una de las dudas habituales de las madres lactantes es si la leche materna puede causar caries a los bebés. Es falso. No hay ninguna evidencia científica que lo indique”, explica Cristina Valiñas, matrona del Hospital Álvaro Cunqueiro y autora del blog Padres Millennials.

También se habla mucho en redes sociales de los presuntos beneficios de los collares de ámbar para evitar el dolor de la erupción de las primeras piezas dentales. “Este bulo es, incluso, peligroso. El ámbar no tiene ninguna propiedad analgésica ni antiinflamatoria y los bebés o niños pequeños no deben llevar collares por el riesgo de asfixia y atragantamiento”, insiste Valiñas.

La jornada tratará otros bloques informativos como: alimentación infantil con información sobre baby lead weaning y pautas para una dieta equilibrada; vida sana en la que se analizarán las consecuencias del movimiento antivacunas y se hablará de la importancia de la fisioterapia pediátrica; y salud mental y educación sexual en la que se hablará de cómo prevenir el consumo de drogas y alcohol.

Dos de cada cinco padres están expuestos a información falsa sobre vacunas en redes sociales. Así, lo afirman los organizadores del I Simposio #SaludInfantilsinBulos para Padres Millennials, que se celebra este sábado en el Hospital Álvaro Cunqueiro (Vigo). Un estudio británico, en el que participaron 2.622 padres, publicado por la Royal Society for Public Health revela que dos de cada cinco padres (41%) con hijos menores de 18 años habían estado expuestos a mensajes negativos sobre las vacunas en redes sociales y un 38% de ellos en foros digitales.

El Simposio #SaludInfantilsinBulos para Padres Millennials cuenta con la colaboración de entidades como el Colegio Oficial de Enfermería de Pontevedra, la Diputación de Pontevedra, la Asociación Galega de Matronas y la Asociación Gallega de Enfermeras Especialistas en Pediatría.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*