Un 67% de los españoles tiene buenos hábitos alimenticios

dieta adelgazar alimentación nutrición

Cada vez más españoles son conscientes que mantener unos buenos hábitos saludables influye de forma directa en la salud física y mental. Más de la mitad, un 67%, se preocupan por sus hábitos alimenticios y afirman que la clave de una buena alimentación está en el equilibrio. Así lo muestra el estudio sobre hábitos nutricionales y estilo de vida de los españoles elaborado por SPC.

El objetivo, según la compañía, es el de conocer el impacto de los hábitos alimenticios y de sueño en el estilo de vida de los españoles, a través de la propia percepción de conocimientos en materia de nutrición, las horas de descanso y la calidad de sueño.

La importancia de la alimentación equilibrada

El informe, elaborado con los datos extraídos a partir de los usuarios registrados en la aplicación Smartee de SPC, sitúa a los perfiles de entre 40 y 50 años como los más predispuestos a llevar una dieta equilibrada, con un 16%.

Un 18,2% de los usuarios despunta como defensor de la alimentación sana como forma de vida, siendo la media de edad de 42 años en esta categoría. Por contra, un 15% se declaran seguidores de la comida rápida, aunque en este caso la media de edad se rebaja hasta los menores de 20 años.

Por género, las mujeres se muestran más afines al equilibrio que los hombres, representando a 2/3 del total. Mientras, los hombres defienden más la comida rápida frente a las mujeres. En el caso de la comida como filosofía, las mujeres se ponen a la cabeza.

Según los datos recabados por SPC, la media de peso en usuarios que prefieren la comida rápida es superior al de las otras dos elecciones con 77,4 kilos. No obstante, el estudio ha detectado que el peso medio en gente que prefiere el equilibrio y la que se alimenta de forma rigurosa es prácticamente el mismo, 73 kilos.

Los españoles duermen peor de lo que creen

De media, un adulto debe dormir entre 7 y 9 horas todos los días. A pesar de que el 50% de los usuarios de Smartee duermen 7,20 horas diarias, solo el 37% usuarios reconocen que tienen un descanso de calidad alta. Un 49,93% afirma descansar mal, lo que se traduce en un problema de salud que afecta a la mayoría de la población: de media solo se tienen 3,82 horas de sueño profundo y 2,53 horas de sueño ligero.

Entre los adolescentes está empezando a tener una incidencia enorme el jet lag social. Tienden a acostarse tarde, no antes de la una o las dos, pero al día siguiente tienen que madrugar igualmente para ir al instituto. El resultado, los menores de 20 son los que menos profundo descansan: con una media de 6,71 horas de descanso, solo un 3,93 son de sueño profundo y 2,50 de sueño ligero. A pesar de que este problema se suele volver agudo con la edad, los usuarios a partir de 60 años presentan una calidad de sueño superior que los más jóvenes, con 5,49 horas de sueño profundo promedio.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*