Las plantas medicinales ayudan a la pérdida de peso de una manera más equilibrada

Sobrepeso

El Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO) y la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) advierten contra los mitos del sobrepeso y recuerdan que las plantas medicinales de dispensación farmacéutica ayudan a perder peso de manera gradual y sostenible acompañadas de dieta y ejercicio.

Según una encuesta de INFITO, 6 de cada 10 personas creen que las plantas medicinales permiten adelgazar rápido, cuando en realidad si se acompañan de dieta saludable y ejercicio físico consiguen una pérdida de peso gradual y sostenible en el tiempo.

Los preparados farmacéuticos de plantas medicinales “no son un producto milagro, al igual que ningún otro destinado a tal fin. En el caso de las plantas medicinales, consiguen una pérdida gradual y progresiva de peso, siempre que se combinen con una dieta equilibrada, que incluya todos los nutrientes y la practica moderada y regular de ejercicio físico”, explica Teresa Ortega, vicepresidenta de INFITO y catedrática de Farmacología de la Universidad Complutense de Madrid. En función del objetivo que se pretenda conseguir, se puede pedir consejo al profesional farmacéutico sobre las más adecuadas para cada caso. Así, “el té verde interviene en la absorción de grasas; el glucomanano produce saciedad y la garcinia dificulta la acumulación de grasas”, afirma.

En cualquier caso, a pesar de las falsas creencias, la mayoría de los encuestados considera que pueden ser una ayuda en casos de exceso de peso. Lo que debe tenerse en cuenta, destaca la profesora Ortega, “es debemos acudir a la farmacia para, además de recibir ese consejo del farmacéutico, tener unas mínimas garantías de seguridad, calidad y eficacia que nos lleven a nuestro objetivo dentro de un programa de pérdida de peso”.  De hecho, las que se adquieren en otro tipo de establecimientos, como herbolarios o supermercados, “no han seguido los mismos controles y no pueden asegurar su composición completa de principios activos y resto de componentes con finalidad terapéutica”, concluye. Sin embargo, todavía una de cada cuatro personas considera que las plantas de herbolarios son seguras y de mejor calidad, según la encuesta de INFITO.

plantas medicinales

Falsos mitos de las dietas

La Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) junto con INFITO desarrollan el programa Cuida tu línea con salud en 1.800 farmacias de toda España en el que recomiendan una alimentación equilibrada y completa y la práctica de ejercicio físico, junto con la toma de preparados farmacéuticos de plantas medicinales, como el té verde. De esta manera se consigue perder peso de forma sana, gradual y sin efecto yo-yo.

La nutrición “es una temática que se encuentra en auge, lo que ha conllevado a que se difundan infinidad de mitos relacionados con una alimentación saludable y con la pérdida de peso”, apunta Andrea Calderón, dietista de la SEDCA. Sin embargo, “no propician la reducción de los kilos de más de forma sana y sostenida, sino todo lo contrario y, además, pueden provocar deficiencia de nutrientes y otros problemas de salud”, advierte. Algunas de las falsas creencias más difundidas son que los productos integrales y light adelgazan; que la pasta o las legumbres engordan mucho; que la fruta engorda, sobre todo si la tomamos a determinadas horas o de postre, que no podemos consumir hidratos de carbono a partir de una hora del día, que no desayunar engorda, que es saludable hacer ayunos libremente para perder más peso, que no debemos tomar agua en las comidas, etc.

Diferentes estadísticas apuntan a que al menos un tercio de la población española tiene sobrepeso. Además, según datos de INFITO, más de la mitad considera que tiene exceso de peso y una de cada cuatro personas piensa que le sobran entre 3 y 5 kilos. “Para perderlos, es importante tomarse las dietas no con el único objetivo de perder peso, sino también de mejorar nuestra salud”, aconseja Calderón. Así, “se tiende a pensar que en cuanto bajamos peso de forma rápida al principio, hemos conseguido resultados. Sin embargo, esa primera pérdida es de líquido y glucógeno muscular, pero lo que realmente tenemos que perder es grasa corporal, que se pierde de forma más lenta y progresiva”,  argumenta.

A la hora de perder peso, para que resulte saludable y se mantenga a lo largo del tiempo, “es necesario seguir un plan dietético no demasiado drástico, factible de seguir por la persona, adaptado a las necesidades de cada uno, y sobre todo, basada en comida saludable de alta densidad nutricional (alta en nutrientes esenciales, vitaminas, minerales…)”, explica Calderón. De esta forma, añade, “se adquiere un hábito alimentario que debemos continuar en la fase de mantenimiento, para que se convierta en una forma de comer y no en un estilo de vida temporal hasta conseguir el peso deseado”. En definitiva, lo que hay que tener en cuenta es que “será necesario hacer un mínimo esfuerzo, pues se deben reducir las calorías de la dieta y aumentar el gasto energético mediante una rutina de ejercicio físico”, asegura. Por último, “puede ser de ayuda la toma de preparados farmacéuticos de plantas medicinales, siempre con el consejo de un profesional sanitario para saber cuál es la más adecuada a cada caso y durante cuánto tiempo”, recomienda.

Decálogo de mitos de plantas medicinales para el sobrepeso

Para desmitificar las falsas creencias sobre las plantas medicinales para el sobrepeso, INFITO ha preparado el siguiente decálogo que desmonta las más extendidas:

  1. Las plantas medicinales permiten adelgazar de manera rápida y milagrosa: tienen un efecto terapéutico demostrado y, en el caso del sobrepeso, permiten una pérdida gradual y progresiva de los kilos de más, si se administran de forma combinada con una dieta equilibrada y un incremento del ejercicio.
  2. Las plantas medicinales no tienen eficacia como ayuda en casos de exceso de peso: la mayoría de las plantas empleadas como coadyuvantes en el tratamiento del sobrepeso cuentan con numerosos estudios científicos que demuestran su eficacia terapéutica y seguridad.
  3. En las farmacias no hay plantas medicinales, solo en los herbolarios: las oficinas de farmacia dispensan preparados farmacéuticos de plantas medicinales como medicamentos tradicionales a base de plantas o complementos alimenticios que cumplen con unas mínimas garantías de calidad, seguridad y eficacia.
  4. Los preparados de plantas de los herbolarios son más naturales y por ello más seguros y de mejor calidad: las plantas que se venden fuera de los establecimientos farmacéuticos, sea en herbolarios, supermercados o mercadillos callejeros, no están sometidas a los mismos controles que las de farmacia y por tanto no pueden asegurar su composición completa de principios activos y resto de componentes con finalidad terapéutica.
  5. Comprar plantas medicinales por Internet es más cómodo y tiene suficientes garantías de seguridad: la compra de plantas medicinales por Internet puede ser segura si se realiza en páginas de oficina de farmacia que hayan recibido autorización de la autoridad competente para la venta online. El resto de páginas no garantizan una mínima seguridad, calidad y eficacia de las mismas.
  6. Si se utilizan plantas para controlar el peso ya no es necesario llevar una dieta equilibrada ni hacer ejercicio físico: para que los preparados farmacéuticos de plantas medicinales resulten beneficiosos y eficaces deben acompañarse siempre de dieta equilibrada que incluya todos los nutrientes esenciales y la práctica regular y moderada de ejercicio físico.
  7. Todas las plantas medicinales son iguales y sirven para todo el mundo: en el caso de las plantas medicinales para el sobrepeso hay diferentes opciones, según el efecto deseado: aumentar la sensación de saciedad, reducir la absorción de las grasas o ayudar a eliminarlas con más facilidad, entre otras. El farmacéutico, con sus conocimientos sobre fitoterapia, puede ayudar a elegir la combinación más adecuada en cada caso.
  8. No puedo tomar plantas si estoy tomando otro tratamiento: no son incompatibles con otros tratamientos. Sin embargo, al igual que los fármacos de síntesis, los preparados de plantas medicinales pueden tener interacciones con otros medicamentos por lo que es aconsejable leer el prospecto que contienen o consultar con el farmacéutico sobre lo más adecuado.
  9. Las plantas medicinales que ayudan a perder peso solo sirven para eliminar líquidos: existen plantas medicinales con actividad diurética como el Ortosifón o la Cola de Caballo que pueden utilizarse durante un período corto de tiempo en aquellas personas con sobrepeso que tiene problemas de retención de líquidos. Lo aconsejable es utilizarlas en combinación con otras más apropiadas para ayudar a la pérdida de peso como el té vede, que interviene en la absorción de grasas; el glucomanano, que produce saciedad o la garcinia que dificulta la acumulación de grasas.
  10. Si hago ejercicio y llevo una dieta saludable las plantas medicinales no son necesarias: la triple combinación (plantas, dieta y ejercicio) ha demostrado una eficacia muy superior a la de cada uno de estos factores por separado. De esta forma ayudan a reducir el exceso de peso de forma eficaz y a evitar el efecto yo-yo que supone la recuperación de kilos perdidos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*