Colitis ulcerosa o ulcerativa: en qué consiste y a quiénes afecta

La colitis ulcerosa o ulcerativa es una afección en la cual el revestimiento del intestino grueso (colon) y el recto resultan inflamados. Esta es una forma de enfermedad intestinal inflamatoria (EII), que afecta en edades comprendidas entre los 15 y 30 años y de nuevo entre los 50 y 70 años.

La manifestación más típica de esta patología es la aparición de sangrado rectal o hemorragias digestivas bajas que suelen ser intermitentes, se puede observar presencia de pus en las heces (debido a la inflamación de la mucosa) o incluso de moco.

Otra forma de diagnosticarlo es observando el color de la sangre; mientras más oscura sea la afección puede haber llegado hasta el colon; el dolor abdominal, los cólicos, fiebre, diarrea, y taquicardia son varios síntomas que presenta la colitis ulcerativa.

Las personas que padecen esta afección tienen problemas con el sistema inmunitario (es una red compleja de células, tejidos y órganos que funcionan en equipo para defendernos de los gérmenes). El estrés y ciertos alimentos pueden desencadenar los síntomas, pero no causar la patología.

Si bien la causa específica se desconoce, se sabe que intervienen tanto factores genéticos alrededor de 200 genes relacionados como los ambientales; la alteración de las bacterias intestinales, causan una respuesta inmunológica exagerada que provoca lesión gastrointestinal.[iii]

Existen varias formas de diagnosticarlo:

La colonoscopia se utiliza para diagnosticar y examinar a personas con colitis ulcerativa y en muchos casos para descartar o determinar un cáncer de colon.[iv]

Otros exámenes que se pueden hacer para ayudar a diagnosticar esta afección incluyen:

· Enema opaco

· Conteo sanguíneo completo (CSC)

· Proteína C reactiva (PCR)

· Tasa de sedimentación eritrocítica (ESR, por sus siglas en inglés)

· Calprotectina fecal o lactoferrina

· Prueba de anticuerpos en sangre

En caso de que la persona sea detectada con esta patología puede controlar sus síntomas a través de los tratamientos que permiten:

· Controlar los ataques agudos

· Prevenir los ataques repetitivos

· Ayudar a sanar el colon

Uno de los medicamentos para tratar esta enfermedad cuando se ha tornado activa, de moderada a grave, es Entyvio, un anticuerpo monoclonal selectivo para el tracto intestinal, así como para el tratamiento de adultos con colitis ulcerosa (CU) y con enfermedad de Crohn (EC).


(Fuente: Takeda, compañía farmacéutica global)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*