Aumenta el consumo de pastillas para dormir: alternativas sanas

La dificultad para conciliar el sueño por la noche puede estar causada por diversos motivos: estrés, cenas copiosas, problemas de salud e, incluso, el uso de aparatos electrónicos en la cama. En España, más de 4 millones de personas sufren de insomnio, un problema que, en la gran mayoría de los casos, es tratado con pastillas para dormir.

“3 de cada 4 nuevos pacientes de nuestro tratamiento llevaban tomando medicación para dormir desde hacía años”, explican los expertos de Somnisa. Y es que, a pesar de que la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria recomendó en 2013 “no recetar benzodiacepinas (BZD) para su uso a largo plazo en pacientes con insomnio”, la venta de estos medicamentos no ha dejado de crecer.

Solo hay que prestar atención al alarmante aumento en el consumo de BZD durante los últimos años. En 1992, 33 de cada 1000 españoles tomaba la dosis diaria definida de este medicamento. En 2002, la cifra aumentaba hasta los 56,7, alcanzando los 89,3 en 2012. De hecho, un estudio publicado este mismo año desvela que el consumo de BZD en la provincia de Sevilla ha aumentado más de un 20 por ciento durante la última década.

“Los tratamientos con este tipo de pastillas pueden ser efectivos en un principio, pero la evidencia de que conserven su eficacia a largo plazo es muy limitada. Además, pueden generar dependencia”, explica la doctora Cristina Zunzunegui, directora médica de Somnisa y especialista en Psiquiatría y Medicina del Sueño. Una dependencia que también puede llegar a afectar a los más jóvenes, y es que, según la Encuesta sobre el Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias correspondiente al periodo 2014/2015, el 10,8 de los estudiantes había consumido hipnosedantes en los últimos 12 meses.

“Cuando un especialista receta determinada medicación a un paciente es porque lo estima oportuno, después de haber hablado con él y estudiado su caso en profundidad. Sin embargo, es importante recordar que, de cara al insomnio, existen métodos muy eficaces que no requieren de pastillas”, explica la especialista en Medicina del Sueño.

Es el caso del método multimodal, el tratamiento más recomendado por profesionales y especialistas en sueño. Se trata de una terapia avalada científicamente que mejora el insomnio entre un 70 y un 80 por ciento de los casos. Además, no cuenta con efectos secundarios. “Este tipo de tratamiento, que es el que llevamos a cabo de forma online en Somnisa, permite erradicar el problema de raíz. Nuestro método se basa en aportar al paciente herramientas que le permitan hacer cambios en el estilo de vida y cumplir las pautas necesarias para conciliar el sueño sin problemas. Las pastillas pueden ayudar, pero no son una solución ni única ni definitiva. De hecho, el 80 por ciento de los pacientes de Somnisa han dejado la medicación por completo gracias al método multimodal, mejorando sus problemas de insomnio”, concluye la doctora Zunzunegui.


(Fuente: Somnisa)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*