5 consejos para pasar de la comida basura a una dieta saludable

grasas

El ritmo de vida acelerado, el poco tiempo para cocinar en condiciones y la facilidad con la que se consume un alimento poco nutritivo pero muy calórico, son el cóctel perfecto para echar mano de estos productos tan adictivos catalogados como comida basura. Aunque sus ingredientes no son incomestibles, quedan bastante lejos de lo ‘saludable’.

En Body Genius el disfrute, la buena nutrición y el dulce no están para nada reñidos. Por el contrario, se complementan perfectamente y cumplen las expectativas de los paladares golosos más exigentes. Sabemos que no es fácil hacer la transición de tus galletas favoritas, que no aportan nada, hacia un desayuno healthy rico en nutrientes y vitaminas.

Normalmente este camino suele ser duro y sacrificado, por eso, Miguel Mensa, nutricionista y director de I+D de Body Genius, ofrece 5 consejos para que sea más llevadero y logremos desengancharnos.

  1. Evita el azúcar añadido. Es decir, olvida las cucharaditas de azúcar, los alimentos procesados en su lugar utiliza azúcares naturales o edulcorantes.
  2. Dile adiós a los ultraprocesados. Es muy tentador calmar la ansiedad con una bolsa de fritos o bollería industrial. Sin embargo, este gesto sólo consigue empeorar tu estado anímico, cuando se acaba el “subidón”, y tu salud. En su lugar, ten a manos unos frutos secos para picar o snack saludables elaborados con ingredientes naturales.
  3. Lee las etiquetas de los alimentos. Estas son las señales de alarma que debes evitar: azúcar añadido, aceite de palma o girasol refinados, harinas blancas o demasiada sal. Cuando veas alguno de ellos, huye.
  4. Hazte con alternativas saludables. Este paso, normalmente, requiere de gran fuerza de voluntad para acudir a la pieza de fruta de turno o el trozo de zanahoria. Body Genius propone sus crema de cacao y cacahuete que, además de estar ricas, son altas en proteínas y hechas con ingredientes naturales.
  5. Aprende a disfrutar de esta nueva etapa. Abraza el cambio y aprovecha para comer de manera consciente sintiendo y redescubriendo los sabores naturales. Poco a poco irás acostumbrando a tu paladar a sabores no tan dulces.

(Fuente: Body Genius)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*