Todo sobre el Linfoma, el cáncer que afecta al sistema inmunitario

Los linfomas son considerados como una enfermedad tumoral que afectan a los linfocitos, las mismas que forman parte del sistema inmunológico. Este tipo de cáncer se produce por el mal funcionamiento de las células blancas de la sangre que ayudan a luchar al sistema en contra de las infecciones al convertirse en células anormales y cancerígenas.

Los linfomas se dividen en dos tipos principales:

El linfoma no-hodgkin se deriva de las células T y B

Linfocitos B (células B): las células B producen proteínas llamadas anticuerpos para ayudar a proteger el cuerpo contra los gérmenes (bacterias y virus) .

Linfocitos T (células T): existen muchos tipos de células T. Algunas células T destruyen gérmenes o células anormales en el cuerpo. Otras células T estimulan o desaceleran la actividad de otras células del sistema inmunitario. i

El linfoma no Hodgkin puede causar muchos síntomas, tales como:

· Ganglios linfáticos inflamados, sin dolor, en el cuello, las axilas o la ingle

· Pérdida de peso inexplicable

· Fiebre

· Sudoración nocturna profusa

· Tos, dificultad para respirar o dolor torácico

· Debilidad y cansancio que no desaparece

· Dolor, inflamación o sensación de hinchazón abdominal

Causas:

Se ha descubierto que el linfoma no Hodgkin está relacionado con varios factores de riesgo, pero no se conoce la causa de la mayoría de los linfomas.iii

El linfoma no hodgkin es más propenso en hombres que en mujeres, la mayoría de los casos son entre los 60 y 69 años de edad, sin embargo, al gunos tipos de linfoma son más comunes en jóvenes.

El linfoma de hodgkin

El linfoma de hodgkin se origina cuando las células sanas de este sistema cambian y crecen sin control, lo que puede provocar un tumor y expandirse a otras partes del cuerpo como los pulmones, hígado o médula ósea. iv

Entre los síntomas frecuentes causados por el linfoma de Hod gkin se incluyen los siguientes:

· Inflamación no dolorosa de los ganglios linfáticos del cuello, las axilas o el área de la ingle que no desaparece en pocas semanas;
· Fiebre sin razón aparente que no desaparece;
· Pérdida de peso sin explicación;
· Sudores nocturnos, que generalmente empapan;
· Prurito, picazón generalizada que puede ser intensa;
· Fatiga;
· Dolor en los ganglios linfáticos que se desencadena con la ingesta de alcohol;
· Si los ganglios linfáticos del tórax están afectados, pueden causar dificultad para respirar, tos o molestia torácica.v

Causas:

Se desconoce la causa del linfoma de Hodgkin. Es más común entre personas de 15 a 35 y de 50 a 70 años de edad. Se piensa que una infección pasada con el virus de Epstein-Barr (VEB) contribuye a algunos casos. Las personas con infección por VIH están en mayor riesgo que la población general.vi

En general los síntomas más comunes de un linfoma es la presencia de un bulto, que no suele ser doloroso, en cuello, axila o ingles. En algunos pacientes se presenta fiebre, sudoración nocturna, pérdida de peso y cansancio, picor en la piel y manchas cutáneas de coloración rojiza.

Se denomina síntomas B, a la presencia de pérdida de peso inexplicada mayor del

10% del peso corporal en los últimos seis meses, fiebre inexplicada superior a 38 grados centígrados y sudoración nocturna profusa (hasta empapar la ropa). vii

Takeda Ecuador recomienda que el paciente que tenga estos síntomas visite a su médico para determinar el tratamiento que se deba aplicar de acuerdo al tipo de linfoma que presente. La quimioterapia y radioterapia son vía terapéuticas iniciales para tratar la enfermedad.


(Fuente: Takeda)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*