¿Cómo evitar el dolor de articulaciones a causa del frío?

masaje fisio

masaje fisio

Ahora que despedimos el verano y nos preparamos con el otoño para la llegada oficial de la temporada de frío, nuestro cuerpo siente y reacciona ante los cambios dependiendo de nuestro estado físico. La cara puede resecarse más de lo normal, los labios pueden sufrir heridas solo por estar expuestos al ambiente y las enfermedades respiratorias suelen aparecer con muchas más frecuencia. El frío también, en muchos casos, es el culpable de dolores un poco más molestos como el que podemos experimentar en las articulaciones y hasta en los huesos, sobre todo en lugares de temperaturas bajo cero.

Estos dolores se deben a la incidencia que existe entre los climas gélidos y la humedad con dichos dolores. Básicamente lo que ocurre es que el frío afecta la vascoconstricción, que impide el correcto paso de la sangre al músculo y ocasiona rigidez y que, dependiendo de la edad que se tenga, puede empeorar enfermedades degenerativas como la artrosis o la pérdida de colágeno. También afecta a los tendones y los ligamentos, y en demasiada intensidad causa hiperalgesia, que es la magnificación del dolor, por lo que estos dolores pueden ser mucho más agudos.

¿Cómo evitarlos y cómo tratarlos?

Para intentar evitarlos, lo primordial es protegerse del frío sin escatimar en ello, sobre todo cuando se trata de las extremidades y la cabeza, que son las partes del cuerpo que más exposición reciben. Existe una oferta amplia de ropa térmica que puede disminuir abismalmente el riesgo de que el frío se cuele. También es bastante útil usar fuentes de calor caseras, como los paños calientes de alcohol de romero. Las zonas más dolorosas suelen ser las manos y los pies, por lo que cuidarlas y atenderlas con especial atención puede evitar que el dolor persista por demasiado tiempo.

También existen en el mercado una amplia oferta de suplementos naturales para el dolor de huesos y articulaciones que pueden ser una primera opción de cara a evitar estos molestos dolores. La automedicación nunca es aconsejable, por lo que es recomendable consultar primero a su médico de cabecera para que le indique cuál de todos puede funcionar como tratamiento de apoyo. Por otro lado, si se sufre directamente de artrosis, es muy recomendable los spas que ofrecen masajes combinando temperaturas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*